La primera taquiza en la historia mexicana

Hablemos de la Navidad
diciembre 10, 2018
Tacos For Valentines
febrero 8, 2019

Acaba de comenzar un nuevo año y con este una nueva historia, sin embargo nosotros
seguimos con la misma historia: Tacos deliciosos y con el mejor servicio, pero hablando de
los tacos, ¿conoces su historia en realidad?

El taco ha formado parte de la cultura mexicana desde sus inicios ya sea de al pastor,
carnitas, de barbacoa, birria, carne asada, pollo, chile, aguacate, entre otros más; el taco
posee una increíble variedad que es para gustos de todos los amantes del maíz. Si bien se
desconoce a ciencia cierta su origen, se cree que el taco nació como la base de una
dieta Olmeca gracias a los primeros vestigios del maíz “nixtamalizado”.

En una entrevista a Jeffrey M. Pilcher, investigador y profesor de la Universidad de Minnesota
quien en los últimos veinte años ha estado abocado a la investigación de la comida
mexicana y está próximo a publicar el libro Historia Global de la Comida Mexicana donde se
dice que Moctezuma utilizaba la tortilla como una “cuchara” para sostener la comida, las
cuales eran preparadas sobre piedras calientes y decoradas con cochinilla, frijol y chile.

Mientras que las mujeres solían enviar la comida, en tortillas, a los hombres que trabajaban
largas horas en el campo y así pudieran calentarla y comerla a la media jornada del trabajo y
para la llegada de los españoles, según Bernal Díaz del Castillo, los banquetes organizados
por Hernán Cortés para sus soldados se basaban en platillos de carne de cerdo con tortillas.

De hecho, en Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, Coyoacán fue testigo
de la primera taquiza en la historia. Desde ese entonces, el taco se convirtió en el platillo
base que se consumía en todas zonas de la Conquista. Interesante, ¿verdad? Desde
entonces se celebraba o conmemoraba algo con tacos para bastantes personas y por eso si
tienes algún evento y/o reunión unos buenos tacos no pueden faltar.
¡Feliz inicio de año tedesea Taquizas José!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *